10 señales de un trabajo de equipo de calidad

La razón de que en el mundo existan cosas tan increíbles como edificios imponentes, vehículos espectaculares o móviles pequeños con tantas funcionalidades fue por hubo un trabajo en equipo de calidad.

Del mismo modo, el éxito corporativo hoy depende en gran medida de la calidad del trabajo en equipo. Pero se requiere un esfuerzo para aprovechar el potencial de todas y cada una de las personas del grupo y utilizarlo para obtener los máximos beneficios.

Una de las reglas de oro para que el trabajo en equipo sea exitoso es tener canales ideales de comunicación para promover el intercambio de ideas. Eso es lo que tiene la clave para que todos hagan contribuciones reales y presenten ideas originales.

También sabemos que el trabajo virtual y online es cada vez más popular, no siempre es posible que los equipos estén físicamente presentes todo el tiempo. Para eso están las videoconferencias, las teleconferencias y la mensajería instantánea. Y aunque no pueden reemplazar las conversaciones cara a cara, seguro que han simplificado mucho los procesos de comunicación.

Es importante comprender y valorar todos los esfuerzos grupales para que los miembros trabajen con entusiasmo. De lo contrario, algunas personas pueden encontrar su opinión limitada y sentirse desconocidos, especialmente cuando los equipos son grandes.

A continuación, se presentan algunas señales que indican un trabajo en equipo de calidad.

1. Escuchar

Recuerda, la señal de un equipo saludable y funcional es que las personas no solo hablan, sino que también se escuchan entre sí. Ambas cosas son igualmente importantes para hacer realidad la comunicación efectiva.

2. Cada opinión importa

La opinión personal de cada individuo es importante y se considera crucial. Nadie domina a los demás en términos de imponer sus puntos de vista o ideas. Todos pueden compartir sus pensamientos e ideas.

3. Los miembros del equipo se comunican entre sí

En lugar de transmitir las ideas solo a través del líder del equipo, las personas no dudan en hablar directamente entre sí y decir lo que tienen que decir. El líder del equipo no es el único punto de interacción. Se debe tener una comunicación más directa entre los miembros del equipo.

4. El éxito del equipo triunfa sobre el éxito individual

Aunque la contribución de todos se considera decisiva para el resultado general, el éxito final del equipo siempre se considera más importante que el éxito individual de todos. Todos tienen muy claro que no están trabajando para obtener ganancias personales, sino para el éxito del grupo más grande.

5. No hay “yo” en el equipo

No hay un “yo” en el trabajo en equipo, y no hay competencia entre los miembros del equipo.

6. Compromiso

En los equipos, es probable que ocurran diferencias de opinión. Pero, la gente no duda en comprometerse a pesar de esas diferencias para evitar el fracaso del equipo.

7. Amistad y Compañerismo

Siempre es mejor realizar cualquier actividad si es en un grupo de amigos y no de desconocidos. Si no se logra una amistad entre todos los miembros del equipo, lo que debe prevalecer es al menos el compañerismo.

8. Metas comunes

Los equipos están formados por personas distintas que siempre tendrán opiniones diversas, que a veces pueden ser conflictivas. Pero a pesar de esas diferencias, todos comparten objetivos comunes. El éxito del equipo y el éxito individual no son diferentes y todos trabajan colectivamente para alcanzar objetivos comunes.

9. Expectativas claras

Los miembros del equipo tienen claro el objetivo. Saben exactamente lo que se espera de ellos.

10. Anticipar problemas y aceptar cambios

En los equipos de alto funcionamiento, hay menos casos de quejas porque las personas son mejores para anticipar problemas y encontrar formas de abordarlos. Saben que el trabajo nunca terminará, y tampoco lo harán las dificultades, por lo que podrían aceptarlos y trabajar para resolverlos. Hay menor resistencia al cambio debido al conocimiento de que el cambio es constante.

No olvides realizar un análisis semanal o mensual de tu equipo de trabajo para verificar si se están presentando algunas de estas señales. Recuerda que para alcanzar cualquier meta se necesita un equipo de trabajo de calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba