Tips y consejos para trabajar en equipo

Trabajar en equipo es el secreto para un negocio exitoso, ya que acrecienta los niveles de productividad y provoca mejores soluciones a los problemas. Las compañías que fomenten un ambiente de trabajo amigable y colaborativo serán las que triunfen en el mundo de los negocios. Para que un equipo trabaje de manera efectiva, el equipo debe observar el entorno grupal y el proceso en el que completarán sus tareas. Estos son algunos tips y consejos para que el trabajo en grupo se desarrolle de una manera efectiva.

Mostrar el trabajo en equipo como una prioridad y recompensarlo

Evalúe cómo un nuevo integrante del grupo contribuye al trabajo en equipo. Se debe decir desde el inicio que se evaluará el desempeño en equipo y que se espera que todos trabajen bien con los demás. Reconocer a los trabajadores por sus esfuerzos en trabajar en equipo puede proporcionar la motivación adecuada para ser los mejores del equipo. Un premio como “el mejor trabajador del mes” puede motivar a todo el entorno grupal y hacer que todos den su mejor esfuerzo.

Aclarar roles y responsabilidades

Para que el equipo tenga éxito, cada integrante debe saber cuál es su rol y responsabilidad en el equipo, y cuáles son los roles y responsabilidades de los demás. Los miembros del equipo también deben llegar a un acuerdo sobre lo que debe hacerse y quién debe realizarlo, y cada miembro debe ser responsable de realizar sus tareas. Sin embargo, compartir tareas o ayudar a otros también es importante, solo cuando, un miembro está fuera, no puede completar su labor a tiempo o no tiene la aptitud o la capacitación necesaria para cierta actividad.

Establecer objetivos claros

Un equipo que tenga objetivos determinados y plazos de entrega para las tareas, trabajará en conjunto y de manera más eficaz que un equipo sin objetivos. Un equipo que tiene una misión, un propósito y unas expectativas claras sobre cómo el equipo debe trabajar, será el que logre los resultados deseados.

Comunicarse unos con otros

Los miembros del equipo deben poder comunicar sus pensamientos, opiniones, ideas y sentimientos de manera clara y abierta de una manera positiva y respetuosa. Todos también deben escucharse unos a otros y hacer preguntas con fines de aclaración. Esto conducirá a un clima grupal saludable y a un proceso de trabajo efectivo.

Tomar decisiones juntos

La toma de decisiones debe basarse en un diálogo abierto haciendo que todos los miembros del equipo ofrezcan sus ideas y soluciones a los problemas. Los miembros deben tener el apoyo y el compromiso del equipo no solo al tomar decisiones, sino también al llevarlas a cabo.

Generar confianza y conocerse mejor

Una persona puede ganarse la confianza de cada miembro del equipo cuando demuestra su responsabilidad por el trabajo que se les asigna. Con confianza, los miembros pueden sentirse cómodos, defender posiciones y tomar medidas. Los miembros del equipo que confían el uno en el otro también pueden compartir sus ideas y sentimientos mientras son respetuosos con los demás. Una excelente manera de generar confianza es pasar el rato con sus compañeros de trabajo fuera de la oficina y aprovechar este tiempo para conocerse mejor. Hablar sobre sus fortalezas e intereses, es una buena manera para que ambos sepan cómo pueden aprovechar sus capacidades en el lugar de trabajo.

Aceptar las diferencias y diversidad

Un equipo debe celebrar y aceptar las diferencias de los miembros y sus diversos antecedentes, así como, el valor que cada uno aporta al equipo. También es importante ver a los miembros del equipo como individuos únicos y concentrarse en los atributos positivos de cada miembro. Todos somos diferentes, ya sea en experiencias, puntos de vista, conocimientos y opiniones. Compartir todo esto con el grupo puede mejorar el trabajo en equipo.

Examinar y mejorar los procesos y prácticas del trabajo en equipo.

El grupo debe poder discutir las normas del equipo y lo que les impide avanzar y progresar como negocio. El progreso del equipo debe revisarse periódicamente, posiblemente semanalmente, y los problemas y conflictos deben tratarse de manera productiva. Si no se puede hacer solucionar un conflicto se debe pedir ayuda a gente más experimentada. También, hay que realizar una retroalimentación constructiva, se debe priorizar el buen comportamiento, ser positivo y proporcionar sugerencias para mejorar los procesos de trabajo. Todos deberían también ayudarse mutuamente para desarrollar y usar estrategias para lograr sus objetivos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba